• Se hizo énfasis en la situación de la mujer en el mercado laboral.

Cochabamba, 29 de agosto.- El Plan Generación de Empleo junto al Instituto Nacional de Estadística (INE) organizaron el evento denominado “Empleo en Bolivia: datos y desafíos”, mismo que se realizó en instalaciones de la Biblioteca del Centro Simón I. Patiño. En la oportunidad, se hizo énfasis en las condiciones laborales de las mujeres.

El evento contó con la presencia de Mariana Prado Noya, Ministra de Planificación del Desarrollo; Santiago Farjat Director del Instituto Nacional de Estadística; Paola Soliz, Coordinadora General del Plan Generación de Empleo y Verónica Paz, economista de Oxfam Bolivia. Desde su inicio en mayo de 2017 hasta el primer semestre de este año, se crearon 123.567 nuevos empleos a nivel nacional en el marco del Plan Generación de Empleo. De igual manera, se beneficiaron a más de 315 mil familias a través del Fondo de Desarrollo Indígena (FDI), se implementaron 1.215 proyectos, se financiaron 847 emprendimientos y se capacitaron a 20.464 personas en talleres.

Resultados acumulados al 30 de junio de 2019

En 2017, el Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia anunció la implementación del Plan Generación de Empleo (PGE) con el objetivo de fomentar la creación de nuevas fuentes laborales para las y los bolivianos. A la fecha, PGE cuenta con varios componentes que presentan cifras que denotan avances y grandes resultados:

El Programa de Inserción Laboral, benefició a 8.713 jóvenes que se encuentran trabajando en distintas empresas privadas del país. Del total de beneficiarios el 49% son mujeres. Además, se capacitó a más de 900 jóvenes en distintos talleres de empleabilidad. Este programa es implementado por el Ministerio de Planificación del Desarrollo (MPD) y el Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social (MTEPS).

Por su parte, el Programa de Orientación Vocacional y Laboral, ejecutado por el Ministerio de Planificación del Desarrollo, realizó 371 talleres desde noviembre de 2018, logrando capacitar a 16.551 jóvenes de cuatro departamentos del país.

El Fondo para Capital Semilladel Banco de Desarrollo Productivo (BDP) desembolsó más de 50 millones de bolivianos para fomentar nuevos emprendimientos a nivel nacional. Se financiaron 847 iniciativas y se capacitaron a 3.009 emprendedores en talleres para desarrollar sus proyectos.

El Programa de Infraestructura Urbana, a cargo del Fondo Nacional de Inversión Productiva y Social (FPS), generó 22.000 empleos en distintas ciudades, mejorando la calidad de vida de la gente en 8 municipios del país.

De igual manera, el Fondo Concursable “Mi Barrio, Mi Hogar”,ha logrado generar 8.786 fuentes laborales en 47 proyectos vecinales durante su primera fase. En su segunda fase, tiene proyectado intervenir en 20 municipios. Este componente, también se encuentra a cargo del FPS.

Por otro lado, se han implementado 1.168 proyectos productivos financiados por el Fondo de Desarrollo Indígena (FDI)en favor de 315.968 familias de distintas comunidades, creándose de esta manera más de 84 mil empleos directos e indirectos.

Por último, el Programa de Protección y Habilitación de Áreas Productivasinició actividades este año en los departamentos de Cochabamba y Chuquisaca con el objetivo de la reducción del riesgo y la adaptación al cambio climático a nivel municipal. El programa está a cargo del Ministerio de Medio Ambiente y Agua (MMAyA) junto al FPS.

Evolución del mercado laboral y género

Por su parte, el Instituto Nacional de Estadística (INE), en base a la Encuesta Continua de Empleo (ECE), presentó la evolución del mercado laboral al primer semestre de 2019. El INE explicó que la tasa de desempleo al cuarto trimestre de 2018 alcanzó el 4,27% siendo la más baja de la región.

De igual manera, se destacó que la tasa de desempleo en mujeres en el área urbana disminuyó de 6,4% en el primer semestre de 2017 a 5,0% a similar periodo de 2019, lo que significó una reducción de 1,4 puntos porcentuales. Siendo esta reducción un mensaje alentador para este grupo poblacional.

En este sentido, se destaca el aporte del Programa Inserción Laboral para jóvenes que contribuyó a cerrar la brecha salarial entre hombres y mujeres. En promedio, nuestras beneficiarias reciben un haber básico mayor que el de los hombres en 0,18 puntos porcentuales. Es relevante mencionar que la mayoría de ellas cuentan con mayor educación que los hombres, mientras que los varones tienen más experiencia laboral previa. A su vez, las mujeres tienen una mayor participación en trabajos de las áreas de Salud, Ciencias Sociales y Humanas y en las Ciencias Económicas y Administrativas.

En relación a la composición de la Población Ocupada (PO) en el área urbana, la misma alcanza a 3.681.000 personas, destacando que el 23,1% de esta población (850.000 personas) tiene como principal actividad el Comercio, seguido de un 14,7% (542.000 personas) que se dedica a la Industria Manufacturera y el 10,1% (372.000 personas) que trabaja en Alojamiento y Comidas, principalmente.

En cuanto a la participación laboral de las mujeres por tipo de actividad, se observa una mayor presencia en las actividades de Alojamiento y Comidas con un 77,5%, Servicios de Educación con 62,2% y en Comercio con 60,3%, actividades que se encuentran vinculadas principalmente a emprendimientos de tipo familiar y trabajo no asalariado.

Finalmente, se explicó que una de las razones por las que mujeres concentran un porcentaje significativo de la población inactiva (aquella que no desea trabajar), es debido a que realizan labores de casa, lo que resalta la necesidad de valorar de manera apropiada el tiempo dedicado al cuidado de la familia y su correcta estimación dentro de la economía.

 

También te puede interesar

El Plan Generación de Empleo suma Convenios Interinstitucionales
Consultoría Individual de Línea: Contador – Encargado de Supervisión y Monitoreo
El programa Orientación Vocacional y Laboral llega a Pando
El programa Orientación Vocacional y Laboral llega a Pando